Veterinaria Cálice - Montevideo, Urguay
Mail info@veterinariacalice.com  Horario de atención: lunes a viernes de 9.00 a 20.30 / sábados de 9.00 a 18:00  

Portada
OFERTAS Y PROMOCIONES
Equipo técnico
Planes de afiliación
DIVULGACIÓN
El local
Mapa de ubicación
Enlaces recomendados
Contacto

Tema de la semana:


Tumores inofensivos y tumores peligrosos: Las apariencias engañan




 
volver Volver
DIVULGACIÓN
.
Gatos y perros vomitadores
Helicobacter pylori

Jonás y la ballenaNo debe haber sitio más inhóspito  en el organismo que el estómago, esa cavidad con movimientos de terremoto, siempre húmeda y caliente y con una concentración de ácido clorhídrico tal que degrada todo lo que entra hasta dejarlo hecho una papilla fina.
Allí mismo puede vivir con todo su vigor, se reproduce y es feliz, tanto en el perro y gato como en el hombre, el Helicobacter pylori.
Una bacteria que, aún logrando su erradicación de la mucosa gástrica con tratamientos complicados, no siempre desaparece de la placa dentaria, sitio habitual de colonización de ésta bacteria y lugar de reservorio de la misma en los perros.
Seguramente el lector conoce el cuento de Jonás, aquel hombre que fue devorado por una ballena y que vivió tres días entre las algas allí dentro observando cada pliegue, cada protuberancia y cada erosión de la superficie mucosa del estómago del “gran pez”.

Hay ocasiones en las que hay que estudiar al estómago por dentro porque no tenemos un diagnóstico definitivo y los vómitos continúan, necesitamos entonces evaluar la superficie interna del mismo, tomar muestras de su pared y evaluar su contenido.
Ya hicimos un extenso cuestionario sobre las causas del vómito en perros y gatos, las radiografías, los exámenes de laboratorio necesarios, se enlistaron las posibles causas que comprometen otros órganos extradigestivos, ya lo medicamos y el animal sigue con el problema; una vez cada tanto y hace tiempo, uno, dos o tres vómitos de manera frecuente. Cambiamos la dieta; ahora come un alimento especial y aún así sigue el trastorno. Se trata del síndrome del vómito crónico.

A la manera de Jonás, con una pequeña camarita y una pinza que se encuentran en el extremo de un tubo largo y flexible, con el paciente dormido, por boca uno llega hasta el interior del estómago y se toman las muestras imprescindibles. A veces se encuentran úlceras, lesiones inflamatorias especiales, tumores y hasta los más extraños y curiosos cuerpos extraños para retirar, de los allí alojados. Una verdadera caja de Pandora. Este estudio se llama fibroscopía.
La otra alternativa es hacer lo mismo pero con una cirugía exploratoria, el cirujano hace el trabajo directamente entrando en abdomen, evalúa y resuelve observando todo directamente.
Sea por un método u otro, estudiar con muestras múltiples la pared del estómago es el paso final sino se encontró antes la causa del problema.

Una persona con Helicobacter pylori la comparte con otra tomando mate y algunos textos la califican como una “antropozoonosis”, porque aunque ellos no lo tomen con nosotros y haya muchos tipos de Helicobacter, podemos igualmente ser su fuente de contagio y primoinfección.

Manuel Figueroa y Pablo Butler



Eduardo Acevedo 1203 esq. Constituyente - Montevideo, URUGUAY / Tel.: 2403 5559
© Veterinaria Cálice - Derechos reservados

 

Sitio diseñado con EditorWeb.todouy.com